disertar.
(Del lat. dissertãre).
1. intr. Razonar, discutir detenida y metódicamente sobre alguna materia,
bien para exponerla, bien para refutar opiniones ajenas.
     Bosco Gutiérrez Cortina
Bosco Gutiérrez Cortina
Dirige el estudio de arquitectura que ha construido, entre otras obras, el World Trade Center de México D. F.
El zulo donde estuvo encerrado sólo medía tres metros cuadrados, pero en él comprendió el significado de la palabra libertad
Sus profundas creencias religiosas y una meticulosa planificación de las actividades diarias le mantuvieron en forma mental y físicamente
Capital humano
Capital humano
Éxito, Motivación, Psicología positiva, Felicidad, Supervivencia
Bosco Gutiérrez Cortina    Superviviente de un secuestro
En 1990, a los 33 años, el afamado arquitecto fue capturado en la capital mexicana y encerrado en un cuarto diminuto donde pasó 257 días. Tras casi un mes sumido en la depresión, Bosco Gutiérrez logró emerger del fondo emocional donde se hallaba y comenzó a recuperar la dignidad perdida. Se impuso una férrea disciplina para no descuidar el cuerpo y el espíritu y contra todo pronóstico logró huir por una ventana. Su sobrecogedora historia, que ha sido llevada al cine y plasmada en un libro, es el paradigma de la superación, la entereza y la fe.

Esta es la historia real de un hombre que, en una situación límite, desprovisto de lo más esencial, renace fortalecido, con una nueva jerarquía de valores. Después de un tiempo postrado en el suelo del zulo, totalmente abatido, decide escribir un nuevo final: el de su supervivencia. Su meticuloso plan de acción se sostenía en tres pilares: cuidar la salud mental, liberándose de la angustia y aceptando su cautiverio; cuidar el cuerpo haciendo ejercicio; y aprovechar el tiempo que, en su caso, le sobraba.

Su autoestima fue subiendo como la espuma y, gracias a su fe religiosa, Bosco comprendió, en toda su amplitud, el significado de la palabra libertad a pesar de estar recluido en un cuarto de apenas tres metros cuadrados. Emancipado de la angustia, el arquitecto levantó una sólida estructura moral que los cinco secuestradores encapuchados, a los que nunca oyó la voz, no pudieron arrebatarle.

Después de casi nueve meses de encierro, Bosco decide probar suerte y con una ganzúa que él mismo había fabricado logra abrir una pequeña ventana. Entumecido ante su inesperada huida y con la adrenalina en niveles máximos, deja atrás su secuestro y llega a su casa en un taxi para reencontrarse con su numerosa familia de entonces siete hijos.

Haber escapado por sus propios medios, ha contado Bosco en alguna ocasión, sumado a su profunda transformación humana, le hicieron digerir esta experiencia extrema de una forma muy serena, pudiendo retomar su vida de manera provechosa y feliz. Sigue al frente de Bosco Arquitectos, el reputado estudio que ha construido, entre otras obras, el World Trade Center de México D. F., y cuya máxima es hacer arquitectura al servicio del ser humano. Además, la experiencia de Bosco Gutiérrez ha sido contada en la película “Espacio interior”, una de las cintas más taquilleras en México en 2013, y en el libro “257 días”.