disertar.
(Del lat. dissertãre).
1. intr. Razonar, discutir detenida y metódicamente sobre alguna materia,
bien para exponerla, bien para refutar opiniones ajenas.
     Alfonso Jiménez
Alfonso Jiménez
Los capones de Cascajares se sirvieron en la boda de los entonces Príncipes de Asturias
En su incursión en el mercado norteamericano se asoció con el chef José Andrés
Ha sido, además, presidente de Asociación de la Empresa Familiar de Castilla y León
Empresa y emprendedores
Empresa y emprendedores
Empresa, Emprendimiento, Caso de éxito, Cascajares
Alfonso Jiménez    Presidente y cofundador de Cascajares
En 1994, con apenas 20 años, crea, junto a su socio Francisco Iglesias, la empresa Cascajares, que entonces tenía el modesto objetivo de rescatar los platos de la gastronomía castellano-leonesa. En la actualidad, es un negocio que factura más de 10 millones de euros al año comercializando capones, corderos, cochinillos y pulardas, entre otros productos, en España, media Europa y Asia. A finales de 2011, Cascajares inaugura su propia fábrica en Quebec (Canadá) para conquistar el mercado de Norteamérica, reto que ha conseguido.

Aquel joven que invirtió, junto a Francisco Iglesias, su socio, todos sus ahorros para criar y vender 100 capones, es hoy uno de los empresarios más destacados de Castilla León. Siempre le han caracterizado el entusiasmo, la creatividad y el arrojo. Como cuando se quedaron 700 capones sin vender y decidieron comercializarlos en latas, confitados, para que al menos los animales “dejaran de comer”. Esta imaginativa solución sembró la simiente de lo que hoy es Cascajares: una firma que da trabajo a más de 100 personas, factura más de 10 millones de euros al año y tiene sedes en España y Canadá.

Alfonso Jiménez, premio al empresario del año de Valladolid en 1999 y mejor empresario de Castilla y León en 2001, se define como un soñador. A base de esfuerzo, trabajo e intuición ha levantado una compañía que, sin contar con departamento de marketing, ha logrado una excelente difusión fuera de Palencia, donde está la central, y de España. En su incursión en el mercado norteamericano, Jiménez se asoció con el chef José Andrés y la mitad de su facturación ya proviene de mercados extranjeros, como Canadá, Francia, Portugal y Reino Unido.

El hito más importante de Cascajares fue haber servido sus capones como plato principal de la boda de los actuales reyes de España. Desde que se enteró del compromiso de los entonces príncipes de Asturias, Jiménez contagió su deseo a todo el equipo de la compañía, logrando, tras 29 reuniones en Madrid, lo que se antojaba un deseo inalcanzable. Además de la calidad del capón, la Casa Real valoró muy favorablemente que Cascajares es una firma solidaria, que apuesta por la inclusión laboral de personas discapacitadas.

Presidente de la asociación Empresa Familiar de Castilla y León durante dos años, Jiménez ha recibido, en junio de 2016, el premio Ásper al mejor emprendedor otorgado por ESIC Business & Marketing School.