disertar.
(Del lat. dissertãre).
1. intr. Razonar, discutir detenida y metódicamente sobre alguna materia,
bien para exponerla, bien para refutar opiniones ajenas.
     Jill Bolte Taylor
Jill Bolte Taylor
Su conferencia en TED ha sido vista por más de 14 millones de personas
Desde su ONG promueve la investigación para el conocimiento del cerebro humano
Embajadora del Centro de Recursos de Tejido Cerebral de Harvard
Ciencia y Futuro
Ciencia y Futuro
Divulgación, Cerebro, Doctora, Lucidez, Medicina, Neurológico, Salud
Jill Bolte Taylor    Neuroanatomista, científica, autora
Tras sufrir un derrame cerebral en 1996, la doctora Bolte Taylor se ha convertido en la voz de la recuperación tras un trauma neurológico. Personifica la posibilidad de salir de una experiencia tan dura con mayor fuerza y sabiduría vital. La revista TIME la ha considerado una de las 100 personas más influyentes del mundo y su best-seller, Un ataque de lucidez, se ha traducido a casi 30 idiomas.

Científica graduada por la Universidad de Harvard, su especialidad fue durante años el estudio postmortem del cerebro humano en relación con la esquizofrenia – Bolte Taylor tiene un hermano que sufre la enfermedad – y trastornos cerebrales severos.

La doctora es la embajadora del Centro de Recursos de Tejido Cerebral de Harvard, donde es conocida como ‘la científica cantante’. En su labor, ayuda a sensibilizar al público de forma amena acerca de la necesidad de donar de tejido cerebral vital para avanzar en la investigación de enfermedades neurológicas. Desde 1993 es miembro activo de la Asociación Nacional para las Enfermedades Mentales y durante la primera mitad de los 90, se comenzaba a establecer como una académica y conferenciante en demanda.

Sin embargo, el 10 de diciembre de 1996, a la edad de 37 años, Bolte Taylor se despertó con un grave derrame cerebral causado por una malformación arteriovenosa cerebral (MAV), una patología cuyo origen se desconoce. Esa tarde, la doctora descubrió que no podía hablar, caminar, leer, escribir o recordar nada de su pasado. Tras someterse a cirugía, se le extirpó un gran coágulo que estaba presionando los centros de lenguaje del hemisferio izquierdo de su cerebro.

Bolte Taylor tardó ocho años en recuperar sus funciones cerebrales, en los que estudió meticulosamente su propia mejoría. Como resultado de la presión en la parte dominante izquierda de su cerebro, la parte derecha, responsable de la creatividad, floreció y se potenció. Hoy, la doctora crea obras de arte inspiradas en la anatomía del cerebro. Sus nuevas facultades también facilitaron la escritura de su libro, Un ataque de lucidez, que se convirtió en un best-seller traducido a casi 30 idiomas.

En 2008, tras una exitosa aparición en la prestigiosa conferencia TED, visualizada por más de 14 millones de personas en todo el mundo, la doctora fue nombrada una de las 100 personas más influyentes del mundo por la revista TIME. Desde entonces, además de su trabajo como artista y profesora asociada de la Universidad de Medicina de Indiana, donde reside, la doctora participa en conferencias en todo el mundo.

La ONG que preside, Jill Bolte Taylor BRAINS, se dedica a promover programas de investigación sobre prevención de infartos, recuperación neurológica y para mejorar el conocimiento sobre el cerebro humano.