disertar.
(Del lat. dissertãre).
1. intr. Razonar, discutir detenida y metódicamente sobre alguna materia,
bien para exponerla, bien para refutar opiniones ajenas.
     Clara Garrido
Clara Garrido
Primera Letrada ciega en el Congreso de los diputados
Hablar sin eufemismos y sin miedos de la palabra ceguera le ha hecho no tener miedo a la situación
Aborda de forma diferente y motivadora cuestiones como el desarrollo de habilidades y el esfuerzo
Capital humano
Capital humano
Política y Sociedad
Política y Sociedad
Liderazgo, Motivación, Superación, Perseverancia
Clara Garrido    Sin límites
La ceguera no ha sido un impedimento en la vida de Clara Garrido. Letrada en el Congreso de los Diputados y con una trayectoria profesional extraordinaria es el ejemplo de que cuando uno desea algo encuentra la manera de conseguirlo o de que, como dice ella, la vista está sobrevalorada. Cuando contaba con sólo dos años de edad le diagnosticaron una enfermedad progresiva que le llevó a perder la visión por completo. Sus padres, lejos de sobreprotegerla, le inscribieron en colegios comunes con educación integrada y fue así como, además de conseguir sus títulos de E.G.B., bachillerato y Derecho, entendió que los límites a sus sueños no los pondría nadie más que ella misma.

Desde muy pequeña Clara Garrido aprendió a tomar sus decisiones sin tener en cuenta el hecho de ser ciega, por ello cuando se le presentó la oportunidad de salir de su Salamanca natal y disfrutar de una Beca Erasmus en el extranjero no lo dudó y fue, precisamente, en la London Guildhall University donde se forjó un deseo que más tarde conseguiría: ser Letrada de las Cortes Generales. Pese a que no aprobó las pruebas de acceso en una primera ocasión, sí superó la oposición al Cuerpo de Letrados de la Asamblea de Madrid, trabajo que compaginó con la autoría de publicaciones jurídicas y la docencia en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Valencia.

Tras años de trabajo en la Asamblea, Clara Garrido fue nombrada Letrada Jefe de la Asesoría Jurídica de la Asamblea de Madrid. Después de ser madre y habiendo perdido totalmente la visión, Clara se propuso el reto de retomar de nuevo la oposición a Letrado de las Cortes Generales y examinarse en condiciones de igualdad con el resto de candidatos, es decir, renunciando al turno de discapacidad. Aprobó y ha estado trabajando en el Congreso de los Diputados hasta noviembre de 2018, fecha en la que ganó por concurso la plaza de Jefa del Departamento de Gestión Contractual del Senado de España, su cargo actual.

Clara Garrido es una persona que disfruta del trabajo, lo cuida y lo valora. No vive para contar su vida pero, cuando la cuenta, se desvive. No oculta las dificultades que ha tenido a lo largo de su historia porque cree que contarlas ayuda a los demás y eso, a la vez, a sí misma.